¿En qué está interesado Jim Jarmusch?

05/01/2010

Are you interested in films, by any chance?


Al ver The Limits of Control (2009) no puedes pasar por alto el sello de quien firma esta cinta. Un hombre solitario en un contexto ajeno, e incluso en un idioma ajeno. Un hombre solo, sentado en un café, tomando espresso (two espressos in separated cups). Una cámara fija o de lento movimiento y largas  acciones sucediendo frente a ella. Las tazas de café desde una mirada cenital de la cámara. Personajes diversos y extravagantes que toman asiento junto al hombre solitario y van hablándole de temas que parecen azarosos pero que forman conexiones útiles no en el espectador sino para el protagonista. Personajes que fuman.  Y al espectador, ante el hermetismo de la película sólo le queda contemplar.

Encuadrar a gente sentada conversando (lo que el mundo angloparlante conoce como talking heads) es una anomalía en el uso del lenguaje cinematográfico, especialmente en el mercado estadounidense.  Jim Jarmusch incorpora -unas veces más otras menos- esta aberración fílmica a su obra y la llevó al extremo en su serie de inolvidables viñetas Coffee and Cigarettes de 2003.

Nació en Ohio en 1953; influenciado por la literatura beat  de Kerouac y Burroughs y los filmes underground de Warhol, en los años 70 salió de los Estados Unidos queriendo ver a su país como lo veían los de afuera; hizo entonces la peregrinación mítica y obligatoria a París y su Cinémathèque. Sólo regresó para convertirse en el dolor de cabeza de la New York University, que  finalmente no lo dejó graduarse pues no gustó de su proyecto final, la ahora aclamada Permanent Vacation (1980).

Durante toda su trayectoria cinematográfica, Jim Jarmusch no ha hecho otra cosa que retar a críticos y espectadores con sus cintas: hay que hacer concesiones al verlas  porque están  llenas de  malas actuaciones (¿a propósito?) como las de la lejana Stranger than Paradise (1984),  o de situaciones absurdas como la vela que al ser encendida  sobreilumina el cuarto donde se esconden los prófugos en Down By Law (1986),  de pláticas en apariencia banales como la de los White Stripes acerca de una lámpara de Tesla en su segmento de Coffee and Cigarettes, y por supuesto,  de Tom Waits, Roberto Benigni, y Bill Murray actuando en más de una cinta. En The Limits of Control, hay que perdonarle que sus personajes  pregunten en España todo el tiempo al hombre solitario,  “Usted no habla español, ¿verdad?” y no por la repetición hasta el cansancio de la frase sino porque en la península ibérica nadie usa el “usted”.

En la obra fílmica del cineasta independiente más importante de los Estados Unidos,  a veces parece que se dejan cabos sueltos, en otras parece que nada pasa; los temas parecen aleatorios justo como aparecen en la mente humana. ¿En qué está interesado realmente Jim Jarmusch? Bueno, sólo hay que escuchar a sus personajes hablar para saberlo.

Are you interested in films, by any chance? I like really old films. You can really see what the world looked like, thirty, fifty, a hundred years ago. You know the clothes, the telephones, the trains, the way people smoked cigarettes, the little details of life. The best films are like dreams you’re never sure you’ve really had. I have this image in my head of a room full of sand. And a bird flies towards me, and dips its wing into the sand. And I honestly have no idea whether this image came from a dream, or a film. Sometimes I like it in films when people just sit there, not saying anything.

(Blonde, en The Limits of Control).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: