Quizá las noticias que nos llegan sobre las manifestaciones artísticas ocurridas en el continente africano sean pocas porque, en realidad, no es un territorio vertiginoso como los corazones cosmopolitas que poseen las grandes ciudades del mundo. El arte en las sabanas es diferente y apela a la inclusión a través de la exaltación de la identidad. El arte de la (casi) negra África puede ser uno de los más desconocidos, pero también de los más propositivos.

Toyin Odutola es una mujer nacida en Nigeria, el país más poblado del continente africano. Utiliza materiales muy básicos (en 2010 decimos “rudimentarios”): papel y bolígrafo. En sus trazos están capturadas las esencias de las etnias africanas; este es un verdadero arte identitario. La piel es el elemento común; su proceso comienza cuando observa la geografía de una tez y todas las marcas que componen un rostro (todos son únicos). Hay tonalidades, pero todo está basado en la dualidad: negro y blanco en la misma piel.

tobia.tumblr.com

 

La humanidad es como los perros, no como los dioses

-mientras no estés loco, te morderán –

pero si estás loco, nunca serás mordido.

Los perros no respetan la humildad y el dolor.

Jack Kerouac, 1977

 

El 10 de marzo de 1920 nació, en Francia, un tipo que era muchos a la vez. Si lo buscas en google, es más probable que encuentres fotos donde se le puede ver tocando la trompeta en un concierto de jazz que el descargable de alguna de sus novelas.

Su alter ego Vernon Sullivan (un imaginario escritor negro de los suburbios norteamericanos) escribió algunos cuentos y novelas pero, atribuible sólo al talento de este ingeniero de profesión, hay un legado entero de letras de canciones y absurdas obras de teatro que sí se firman bajo su verdadero nombre.

Vian no figura entre los autores cuyos libros están en el anaquel de la tienda de variedades. No tendría por qué ser un escritor apreciado, si se trata de una de esas mentes que todo lo cuestionan y que ultrajan las buenas costumbres. Esos locos (frenéticos y tan hiperactivos) hacen los best sellers de la provocación. Boris Vian tiene diez obras largas escritas de su puño (y letra) sólo contando los textos publicados. Él tampoco aparece en los top’s de críticos musicales a pesar de que en los cuarenta participaba en un periódico (del famoso Camus) haciendo análisis y crónicas de jazz.

Personalidad múltiple y cantante de cabaret, era un bebedor junto a Charlie Parker y Sartre. Necesitaba de muchos nombres y caras para decir algo diferente cada vez. Vivió sólo 39 años y tal vez por eso inventó muchas vidas: sabía que iba a morir joven.

Sus obras son geniales mezclas de crudeza, violencia, vulgaridad y erotismo. El surrealismo traspasa las fronteras y todo lo sucio puede estar contenido en un bonche de páginas escritas por este artista.

No es de Boris Vian de lo que se habla cuando se toca el tema; él es sólo un pretexto para abordar sus otros Yo. Nunca hubo uno por encima de los demás: sucedía que era un creador nervioso, impaciente e imposible de calmar.

 

* * *

La espuma de los días (fragmento)

Bebe -dijo Colin.

Bebieron los dos. El resplandor quedaba adherido a sus labios. Colin volvió a encender las luces. Parecía dudar si quedarse de pie.

-Una vez al año no hace daño -dijo-. Creo que podríamos terminarnos la botella.

-¿Y si cortáramos la tarta? -dijo Chick.

Colin cogió un cuchillo de plata y se puso a trazar una espiral sobre la blancura pulida de la tarta. De repente, se detuvo y miró su obra con sorpresa.

Voy a probar una cosa -dijo.

Tomó una hoja de acebo del ramo de la mesa y, con una mano, asió la tarta. Haciéndola girar rápidamente sobre la punta del dedo, colocó, con la otra mano, una de las puntas del acebo en la espiral.

-¡Escucha!… -dijo.

Chick escuchó. Era la canción Chloé en la versión arreglada por Duke Ellington.

 


 

María Eugenia Akel* tiene un especial talento para crear obras oníricas (y en el sentido más amplio de la palabra). Están formadas por retazos de esto y de aquello, pedazos de realidad expresados en fragmentos de periódicos y fotografías más un toque de falsedad envuelto en un velo blanco. Como en los sueños, nada se puede distinguir bien, no se sabe dónde empieza una cosa y donde acaba la otra; como en un sueño, esto está hecho de distintos materiales.

Decir que Maria Eugenia Akel es una pintora, sería limitar el concepto. Ella es una artista de la técnica mixta y experta en la representación. En sus cuadros el espectador se encuentra en un mundo de mil interpretaciones conducido por texturas, pigmentos y un esquema específico de uso del color.

En los cuadros de esta mujer no existen literalidades, todo está determinado por las abstracciones y la ausencia de fronteras. Aquí hay una fusión de realidad con imaginación donde las técnicas de impresión se combinan con la intervención de técnicas puramente pictóricas.

Este es el ejemplo perfecto de que el arte es un engendro de mil caras, como esos de los que a veces aparecen en los sueños.

*Artista visual, arquitecta por la Universidad de Chile, conduce talleres de pintura en su natal Chile y en el extranjero entre los cuales se encuentra el curso de Pintura experimental de la Escuela de Arte Pentiment, Hamburgo, Alemania.

www.mariaeugeniaakel.cl

Escif

02/08/2010

Si te paseas por las calles de Valencia, España, sería imposible no toparte con alguna “obra” de Escif. Hoy ya lo catalogan como uno de los artistas urbanos más interesantes y sobresalientes, incluso un erudito en la materia de la pintura mural contemporánea.

Escif no es un artista de elegancia en sus diseños ni grandilocuencia en el estilo; en realidad, es difícil encontrar un artista de las calles que se conforme con un poco de pintura. Lo que tiene de especial este español no es lo impactante de sus pinturas, sino la metáfora visual y el mensaje por descifrar.

Su recurso básico es la transgresión de las normas convencionales de comunicación para disfrazar una crítica social en un sencillo dibujo en la pared. La limpieza de los trazos y la despreocupación por la técnica, le han otorgado un lugar en los muros, espacios que reivindica a través del contenido de su discurso visual.

Al espectador no le quedará más que involucrarse, no de forma directa sino por la reflexión disparada con los mensajes de Escif, artista que respeta la naturaleza efímera del arte urbano y privilegia el concepto sobre la forma. Estos son murales que saben ser críticos sin despreciar la estética de lo simplista.

flickr.com/photos/escif

Este artista nunca ha tenido una formación académica como pintor o dibujante; todo lo que puede crear lo extrae de la inspiración que le proporciona la música y la naturaleza.

Prefiere el dub y el minimal y cuando era más joven, su familia tuvo que mudarse a Oaxaca. El Istmo de Tehuantepec le dio todo lo que está vertido en su obra: los insectos, los árboles, las aves y el mar.

Vivir muy cerca de la selva fue lo cambió su perspectiva sobre lo natural y logró construir composiciones visuales con aquella nueva sensibilidad. Sego y Ovbal es un ilustrador pero también es un pintor urbano imprimiendo elementos orgánicos sobre el concreto.

Los viajes y los símbolos son partes esenciales de su carácter. Sin haber recorrido numerosos paisajes y sin tener en cuenta los significados implícitos del arte, sus nueve años de carrera no habrían sido lo mismo.

Sego Y Ovbal es un artista de doble personalidad. Al principio comenzó a crear bajo el nombre “Sego” y después se abocó a un nuevo proyecto visualmente distinto signado por “Ovbal”; un artista mexicano dos en uno, que domina el uso de los colores y conoce a la perfección la anatomía de enormes criaturas.

segoyovbal.blogspot

SEGO

(Y) OVBAL

Catalina Estrada

11/07/2010

Una mujer colombiana; ilustradora, pintora y diseñadora, vive en Barcelona desde 1999. Exhibe su obra individual, compuesta de ilustraciones y piezas textiles, en museos de todo el mundo principalmente españoles.

Sin embargo, esta artista no sobresale por ser una creadora de museos y galerías. Siendo una diseñadora independiente, ha tenido participación para varias marcas de muy diversos productos, desde estampados en tela usados para Levi’s hasta diseños para los Smart de Mercedes Benz. Coca-Cola, Nike y Motorola no son los únicos que han utilizado sus trabajos porque el cartel activista y el diseño para libros, también forman parte de su obra.

La estética latinoamericana y el Art Nouveau son sus francas influencias añadidas de sofisticación y elegancia. Toda la adaptación de sus diseños incluídos en artículos de consumo, se contrapone con el trabajo artístico más íntimo en algunas de sus piezas. El folklore que tanto le gusta a los europeos, compone los diseños inspirados en la naturaleza. Tiene un estilo anclado pero es versátil en su expresión. No sigue una sola línea artística para las atmósferas que crea, que no por estar llenos de color son universos falsos.

www.catalinaestrada.com

La pintura mural contemporánea ya no es algo que asombre. Comenzó siendo casi una violación a los espacios pero hoy las paredes son mucho más que pudorosos testigos del paso del tiempo y las personas. Superficies enormes se han convertido en depositarias de expresiones artísticas con un profundo sentido utilitario.

¿Cómo concederle dinamismo a una ciudad y a su transcurrir cotidiano? El arte/intervención es el que tiene una respuesta posible: basta de papel, basta de lienzo. Basta del arte por el arte.

A Sao Paulo, la intromisión de los artistas en las favelas le vinieron como detonante del cambio social en zonas de alta pobreza. Los gigantescos murales en las fachadas de los edificios tienen como propósito desarrollar un tipo de identidad en la comunidad, basándose en la apropiación. Los vecinos eligen entre diferentes diseños y los pintan colectivamente.

Tirana, la capital albanesa tiene también su propia experiencia. Cuando el comunismo se esfumó, dejó tras de sí una huella de paredes grises. Hoy se pintan de colores brillantes para resucitar su actividad. Son cientos de edificios, pintados por artistas distintos, los que ahora dan una nueva cara para los tiempos modernos.

A Nueva York no le interesó ser dinámico ni abatir los índices de marginación. En este caso la finalidad era puramente estética. Transformar la imagen de los edificios y dar un giro radical a los espacios urbanos se logró por la contribución del pintor y director de cine Julian Schnabel.

Después de una intervención nada es lo mismo y aquí lo que cambia es la percepción de las personas sobre su entorno. Aquí lo que se ha encontrado es un soporte arquitectónico para una pintura de gran formato en un fenómeno llamado Wall painting.

www.favelapainting.com

tirana+buildings+colour

West Village en Nueva York

Ciler

24/05/2010

Desde 1997 el mexicano Alexis Mata se dedica al street art. Bajo el nombre de “Ciler” logra el afortunado cruce entre diferentes ténicas y el abordaje de muy distintas temáticas. Es justamente esta falta de rigidez tanto en la forma como en el fondo, la que distingue su trabajo.

Ciler es un artista del stencil y el graffiti, la fotografía, la pintura o la ilustración. También es un creador de distintos escaparates pues sus intervenciones se presentan en galerías independientes, espacios institucionales e incluso en artículos de Nike, Nokia y Vans.

Su obra transita de lo abstracto (como la deshonestidad representada en un centenar de cuervos al vuelo), la reflexión de sentimientos íntimos (como lo muestra su serie “Tengo miedo de morir”) o el aspecto social (en “Pensamientos vagos”).

Para Ciler nada es intocable. Lo mismo pinta sobre tenis que en muros o tablas siempre bajo una constante: la reinterpretación de las imágenes que logra mediante la combinación de herramientas tecnológicas y técnicas tradicionales.

Forma parte del colectivo E3 de donde se desprenden muchos de sus proyectos en colaboración con otros artistas, pero ahora damos luz sobre su vasta carrera individual.

cil3r.blogspot.com

+obra plástica: www.behance.net/ciler

+videos:  vimeo.com/ciler/videos