En algún momento en el tiempo, la cámara fotográfica se volvió mucho más poderosa que el ojo humano. Su capacidad de capturar momentos que se esfuman y no vuelven, le brindó a esta herramienta un carácter artístico y no solo informativo.

Acostumbrado a trabajar para marcas comerciales, Wilson ha dejado de lado el ambiente publicitario para dedicarse a fotografiar la belleza del mundo.  Sus series suelen mostrar inmensos ambientes exteriores captando de manera extraordinaria la esencia de sus objetos centrales, ya sean humanos, animales e incluso máquinas y edificaciones.

Después de haber estudiado literatura griega y latina, este estadounidense pensó que su carrera artística se encontraba dentro del ballet pero después de sufrir un accidente en el tobillo decidió participar en otro tipo de proyecto creativo. Así fue como comenzó a tabajar como director de arte, diseñador y escritor para diversas agencias de publicidad hasta que se topó con la fotografía.

A través del lente de Christopher Wilson la belleza se magnifica, los colores adquieren tonos que definen seductoramente las formas y las sombras se proyectan como extensiones de los cuerpos de los cuales provienen. Sus fotografías han permitido a quienes las miran, apreciar la inmensidad de la naturaleza y la sutileza de ese entorno que nos rodea y a veces no apreciamos, de esos momentos que se han esfumado y no volverán.

christopherwilsonphotography.com

Año uno.

30/01/2010

Son 365 los días que nos separan del primer texto aparecido en este sitio y el que lees ahora. Son 365 días en los que se ha escrito impersonalmente, hasta ahora.

Este lugar, ofreció la posibilidad de imaginar:

palabras, sonidos, trazos… imágenes de arte.

Son doce meses los que nos separan del primer intento por dar un poco de luz sobre las expresiones que parecen ocultas y esta confesión que lees ahora.

Este lugar, pareció la vía perfecta para compartir

y en un año, quizás hayas descubierto este intento.

Y porque que aún con luz, el arte no es nada si no hay nadie para verlo; en un año, este lugar arrancó el arte de la sombra para mostrártelo. Tal vez tú lo hayas observado.

Marginal

Para occidente, todas las noticias e interpretaciones sobre lo que puede ser la vida en el oriente medio suelen estar dominadas por imágenes de guerra, conflictos religiosos, violencia y misoginia. Falsas interpretaciones.

Líbano, cuyo difícil contexto político lo coloca en un punto tirante de los conflictos religiosos y guerras civiles, tiene en el centro de su desorden una actividad artística prolífica.

Nació en la llamada perla del medio oriente en 1976 y a diferencia de muchos de sus connacionales, que también han tenido oportunidades para su instrucción y exposición fuera de Líbano, él vive y trabaja en Beirut, la capital.

Sus cuadros fotográficos transitan de lo abstracto y por tanto introspectivo, al retrato íntimo de ocasiones puntuales.

Nadim Asfar no es espontáneo, cada sombra y todos los objetos han sido colocados en el encuadre fotográfico con seriedad obsesiva.

Un mundo escéptico podría pasar por Líbano sin reconocer su aportación artística, la que hace poca referencia al mundo musulmán pero reafirma su cultura en la amplitud del arte contemporáneo.

www.nadimasfar.com

Este texto está vacío. Vacío de calificativos, carente de denominaciones.

Este espacio está lleno. Lleno de imágenes, luz y motivos.

Hay aquí unas líneas que hablan de los Sony World Photography Awards, uno de los eventos fotográficos más sobresalientes porque no sólo se trata de una marca apoyando el quehacer de artistas visuales, sino la reunión de fotografías profesionales o amateurs divididas en distintas categorías.

Lejos de hablar sobre una convocatoria, aquí hacemos referencia a la convergencia de un sistema de premios, un festival con sede en Cannes y una exposición a gran escala. Probablemente lo más importante es que estos premios son un tipo de competencia internacional donde personas de todo el mundo sin importar su nivel de profesionalización, envían y comparten sus imágenes que con un poco de técnica y suerte, les permitirán ser el “fotógrafo amateur del año”.

Desde cualquier computadora se pueden enviar imágenes que quepan en arquitectura, conceptual y construida, moda, paisaje, música, retratos, deportes y otras. La convocatoria 2010 aún se encuentra abierta.

El ganador va a Cannes con todos los gastos pagados. Recibe 5 mil (si es aficionado) o 25 mil dólares (en caso de ser profesional además de tener la oportunidad de asistir a talleres patrocinados por Sony.

No importa la cámara, no importa el individuo detrás del objetivo. El impacto de este suceso radica no en la disposición de una marca internacional para colaborar con los fotógrafos de todo el mundo, sino en la voluntad de ellos para capturar aún sin ser profesionales. Se trata de lo que hay frente a la lente y la inspiración para captarlo.

*Este post es una trampa. No es un texto, es foto.

www.worldphotographyawards.org

 

Se dice que el hueso más duro de roer de los Estados Unidos es la zona conocida como “Midwest”, aquella que justo a la mitad del vasto territorio de la nación más poderosa del mundo no posee costas, es eminentemente tradicionalista y le quedan los más vastos resquicios de prejuicios raciales, políticos y religiosos; y todo esto sigue sin representar un problema para sus habitantes.

Laurel Nakadate (1975) es fotógrafa, videoartista y recientemente se ha convertido en cineasta vía Stay the same never change;  nació en Austin, Texas –otro bastión del conservadurismo gringo- y creció en Ames, Iowa. Aunque Nakadate reside en la ciudad de Nueva York, su trabajo está permeado de ese sentimiento de cercas blancas, fachadas perfectas pero estancamiento emocional y sobretodo, aburrimiento, reflejado en el rostro de las chicas comunes y corrientes de las high schools estadounidenses. 

En su discurso conviven el documental y la ficción. Nakadate, por una parte es un ojo vouyerista que se mete en la vida de estas jóvenes hastiadas de cotidianidad: sus casas, sus escuelas, las ciudades que habitan, su contexto aislado del resto del mundo geográfico,  la burbuja que constituye la realidad estadounidense. En contraparte, les construye historias y poses, que en sí no pueden estar tan lejos de la realidad de sus protagonistas porque se inspira en ellas e incluso utiliza ciertos recursos autobiográficos.

Su obra fotográfica, en colecciones de títulos tan sugestivos como I wanna be your mid-life crisis,  ha sido expuesta en el Getty Center de Los Angeles, el MoMA de Nueva York, el Museo Reina Sofía de España, entre otros.  Stay the same never change, su opera prima,  tuvo su primera exhibición durante el festival de cine  de Sundance 2009 y desde entonces ha sido recibido en un foros tanto del circuito del arte como del cine.

Una mirada a chicas con todo y al mismo tiempo sin rumbo aparente, envueltas en escenarios y diálogos que se antojan absurdos. Es una fábula de princesas contemporáneas y crudamente reales que esperan ser rescatadas.

www.nakadate.net

 

«Anyone rich, powerful, beautiful, or famous can get into Society.

If you’re a few of those things you can really get to the top»

 

Hay una cosa cierta, para hablar sobre Andy Warhol harían falta muchos textos y aún así no todo estaría dicho. Pintor, escultor y hasta ¿cineasta? exploró esos terrenos donde todo es interesante si se observa el tiempo necesario. Sin embargo, hay que decir también otra verdad: él era antes que cualquier cosa, fotógrafo.

A los 10 años comenzó a tomar fotos con una  Kodak Brownie. Para 1962 ya había pintado, ilustrado, grabado y expuesto su trabajo en algunas galerías y fue entonces cuando una Polaroid SX-70 Big Shot le mostró las bondades de la fotografía al instante.

Warhol solía usar el fotomatón como una de sus principales técnicas para lograr las imágenes que después convertiría en retratos. La repetición y la mecánica que obtenía de una serie resuelta en una sencilla cabina, hizo que se convirtiera en una de sus técnicas predilectas. Gracias a estas instantáneas luego experimentó con la foto-serigrafía, trabajo que le conocemos de sobra.

Cenas, charlas, violencia, productos de consumo masivo, sexo… todo fue captado por la cámara de Andy. Un observador que no tuvo ninguna instrucción fotográfica, parecía tener una especial y original forma de ver el mundo. Las posturas, apariencias y la profundidad que hay tras la superficialidad de un objeto o rostro famoso le dieron todo lo que necesitaba.

Tras la Polaroid o la 35 mm (con la que se aventuró después de conocer a Christopher Makos el fotógrafo “oficial” de sus cotidianidades) había un hombre seducido por el plástico, el comportamiento sintético, la vanguardia y lo inmoral. Delante de la cámara estaban él mismo y algunos artistas, cantantes y escritores: Truman Capote, William Burroughs, Sean Lennon, OJ Simpson, Farrah Fawcett, Jane Fonda, Jean-Michel Basquiat, Grace Jones, Madonna y su incondicional Edie Sedgwick.

Existen miles de imágenes que lo captan a él y su contacto con las celebridades, miles de reproducciones de su trabajo y miles de escritos acerca de su genialidad, pero para conocer al artista visual hay que ver lo que veía él. Y no se mira con justicia si sólo se conoce su Campbell’s o su Marilyn.

www.warholfoundation.org

 

 

 

Canadá ha visto nacer, crecer y disparar tiros de obturador a uno de los fotógrafos más versátiles de nuestros días. Sus imágenes van desde el retrato de modelo y publicitario hasta las fotos reflexivas o abstractas que bien podrían estar en las galerías de artistas contemporáneos.

Las tomas limpias y efectos simples le dan a su trabajo el toque característico de un fotógrafo de bajo perfil. Sin embargo, a Ian Pool le va bien el humor ácido y al ser un entusiasta de las series temáticas, dos de estos trabajos han sido publicados en su sitio personal.

La vida privada del súper héroe y la perfecta relación que llevan los niños con la tecnología, son los pretextos que el norteamericano encuentra para llevar un poco de sarcasmo al papel fotográfico.

No es un aclamado de la fotografía ni expone en galerías, pero su trabajo nos deja ver mucho más que al sujeto de la cámara con excelentes tomas de modelos. Sus fotos expresan y tienen un discurso más explícito. Ian Pool no se toma nada en serio e incluso en su trabajo formal, se asoman por las rendijas aquello que deja ver otras posibilidades: jugar con la imagen, jugar con el espectador.

www.ianpool.com

***

***

comet

Sólo 400 años nos separan del inocente pero revolucionario acto que puso a girar a la Tierra en otra dirección. Fue en 1609 cuando Galileo Galilei tomó entre sus manos un objeto construido por él mismo, basándose en artefactos ya existentes, para observar el cielo con intenciones científicas. Fue en ese momento cuando el telescopio acortó la distancia entre las estrellas y los hombres. 

Al 2009 se le ha bautizado como el “Año Internacional de la Astronomía” y tras este nombramiento se desarrollan gran cantidad de actividades que atraviesan todos los continentes y van desde las simples conferencias, hasta observaciones masivas del cielo, muestras documentales y proyectos académicos. Sin embargo, hay un trabajo que llama especialmente la atención…

“She’s an Astronomer” se lleva a cabo en todo el mundo y en México “Ella Es Astrónoma” es vigilado por el físico Julien Girard que quiso hacer de este proyecto una muestra artística. La selección es una serie de imágenes captadas por la lente de Robin Cerutti, retratando algunas mujeres cuyo trabajo ha estado dedicado a la astronomía dentro de las fronteras mexicanas.

Cerutti ha logrado condensar en las fotografías el contexto en el que laboran estas mujeres, nada más alejado del prejuicio sobre el científico aislado del mundo social. Ellas parecen personas comunes, pero la diferencia radica en que cuando alzan su mirada al cielo no lo hacen como los demás: ellas son astrónomas.

En un país en el que la tercera parte de sus científicos del universo son mujeres y muy pocas logran reconocimiento nacional o internacional, acercar la ciencia a los individuos que la sienten distante es también una tarea que ha asumido el arte. Cuando los contornos de lo científico y lo artístico se tocan de formas seductoras, ambas esferas complementan sus discursos.

Robin Cerutti tiene un doctorado en nanofísica y a la par sus fotografías son altamente valoradas por los entusiastas del mundo de la moda. Sus últimos trabajos fotográficos fueron exhibidos por las casas Damiani y Kiton. A pesar de ello, desarrolla sus actividades como científico y fotógrafo a nivel profesional. Su muestra “Ella es Astrónoma” se exhibirá durante la Feria de la Astronomía en México el próximo noviembre.

She’s an Astronomer México

robincerutti.com

IMG_3755

IMG_4139

IMG_4192

IMG_4582

IMG_5865-Edit

IMG_5979

IMG_6349