A:

I was late, I was late, all roads were closed…

B:

Oh some evil spirit, oh some evil this way comes…

A:

Sí, todo está hecho en China. La ropa que usamos, los muebles con los decoramos nuestros hogares, los aparatos que utilizamos para trabajar y un sin fin de artefactos que utilizamos todos los días. Tres jóvenes rusos lo saben y lo proclaman. En tiempos en dónde todo es genérico y pareciera haber sido fabricado bajo el mismo molde, su música también lo es. Probablemente sus instrumentos estén hechos en China.

B:

El sonido rústico del folk ha adquirido una nueva faceta mucho más digerible en los últimos años, una gran cantidad de bandas de «la escena» de la «música alternativa» han logrado amalgamarlo acertadamente con la dulzura pop. El cálido ambiente californiano parece ser el escenario perfecto para que cinco individuos reunieran su talento y formaran una banda más de «indie-folk-rock».

A:

Con un par de discos editados y sin un gran nombre fuera de su país natal, Everything Is Made  In China se diferencia del resto de lo hecho por sus compatriotas. Su música pareciera no estar inundada de vodka en las venas pero no por eso carece de fuerza.  Melodía podría ser la palabra que mejor defina su sonido, los instrumentos se unen de manera sutil hasta acompasarse.

Claramente su sonido podría ser identificado fácilmente en alguna otra latitud, pero la música no selecciona un origen. Este trío levanta la mano con su último material titulado Automatic Movements y demanda la atención de los escuchas sin importar si son juzgados positiva o negativamente.

B:

Local Natives ha sido el nombre que esta agrupación ha elegido, este año han visto su primer disco titulado Gorilla Manor ser lanzado y aceptado gratamente. Su música refresca el oído cuando sus primeros acordes comienzan a sonar. Pianos, eco de baterías cual tambores, voces formando un heterogéneo coro y ritmos alegres nos hacen simpatizar rápidamente con la música de esta banda.

Han sido etiquetados como una de las bandas más importantes a seguir en los próximos años pero ellos prefieren mantenerse en un perfil bajo para no dejar de disfrutar del proceso de hacer música, que a veces se pierde bajo la presión de superarse a sí mismos que suele imponer la crítica. Es difícil afirmar que con solo un disco tengan ya un sonido característico pero es innegable que son una banda que comparte una vibra positiva.

C:

Unos disfrutan de la calidez de la costa oeste de los Estados Unidos y los otros se abrigan ante las gélidas temperaturas del territorio soviético.  Este par de bandas se encuentran en puntos totalmente alejados territorial y musicalmente, y probablemente no compartan mucho en común (además de este post) mas que el hecho de pertenecer a una generación en donde hacer música es tan sencillo pero tan complicado destacar de los demás.  El cuestionamiento sobre si aún se pueden hacer cosas novedosas en la música, hace que desde hace algunos años todas las bandas sean comparadas con sus similares, sin embargo este par aún tienen mucho que mostrarnos en el futuro.

A:

B:

Sambassadeur

01/03/2010

Algunas décadas atrás Europa del norte se dedicó a escupirnos en la cara, con tino y elegancia, filas inagotables de grupos cuya música se alejaba totalmente del trash metal o el dark, con el que estos fríos y boscosos territorios se hallaban plenamente identificados. Allí tenemos manifestaciones que han atravesado el continente más viejo, con la música más nueva y nos entregan ideas sonoras novedosas de cómo es que se debe componer en estos días.

Suecia (Göteborg) crío en sus entrañas de inviernos extremos y dorados veranos, a cuatro músicos que ofreciendo tributo a un francés (Serge Gainsbourg), bautizaron su proyecto como una de sus canciones: Les Sambassadeurs. El pop de París, el sueco, las tinturas electrónicas y las bandas que les habían abierto camino; se filtraron por sus venas e instrumentos para crear piezas de la más perfecta melancolía.

Tres Ep’s intercalados en álbumes desde su formación en 2003 y «European», el más reciente, logran resumir el tono: estilo orquestal que es su acento y una voz femenina perfecta que predomina. Un país nórdico ha parido una banda de paisajes, lagos y lagunas para escuchar.

www.sambassadeur.com

Año uno.

30/01/2010

Son 365 los días que nos separan del primer texto aparecido en este sitio y el que lees ahora. Son 365 días en los que se ha escrito impersonalmente, hasta ahora.

Este lugar, ofreció la posibilidad de imaginar:

palabras, sonidos, trazos… imágenes de arte.

Son doce meses los que nos separan del primer intento por dar un poco de luz sobre las expresiones que parecen ocultas y esta confesión que lees ahora.

Este lugar, pareció la vía perfecta para compartir

y en un año, quizás hayas descubierto este intento.

Y porque que aún con luz, el arte no es nada si no hay nadie para verlo; en un año, este lugar arrancó el arte de la sombra para mostrártelo. Tal vez tú lo hayas observado.

Marginal

Nació en Colorado pero se mudó a Seattle para vivir después en Portland. También viajó con sus padres por México, países de Europa y China. Vistas tan diferentes en todo el mundo, fueron inspiración para sus composiciones. Es una chica de música pero también de libros. Prefiere a Matsuo Bashoo, Walt Whitman y hasta a José Saramago para extraerles una cita y convertirla en canción.

Posee una extraña fascinación por la naturaleza. En sus piezas, de arreglos extraordinarios se hallan entre letras sobre aves, agua, aire y sal; algunas alegorías a lo cotidiano.  Editó por sí misma su primer disco en 1999 cuando no tenía una banda propia. Ahora en 2010 con “July Flame”, ha conseguido un grupo de músicos que la acompañan siempre y cierta madurez en sus canciones que sólo pudo obtener por tantos caminos recorridos.

Ella es Laura Veirs, una cantante y compositora que con siete álbumes de estudio ha viajado por muchos espacios dentro de su estilo: desde el folk, el rock suave y el sonido casi pop-clasificable. The Young Rapture Choir es un proyecto que ha apoyado: un grupo de niños franceses que aprendió música a través de la interpretación de sus piezas.

Hay músicos de muchos tipos y música de muchos géneros, obviedades. ¿Dónde colocar a Laura Veirs?

www.lauraveirs.com

Mujeres…

17/01/2010

La música hecha en España nunca viene sola, siempre se acompaña de promesas y de aquel infinito “tienen que escucharlo”. En el caso de Mujeres, antes de estar en las tiendas de discos o en la red, ya se hablaba sobre este proyecto como una fabulosa experiencia que había de vivirse.

Un EP de manufactura propia (con un primer tiraje que se agotó y una reedición terminada en muy pocos días) más un álbum elaborado con el apoyo de una disquera (que ahora es distribuido en anaqueles) acabaron por convertirlas en uno de los atractivos españoles más importantes.

Bien proporcionadas, al parecer tienen todo en su lugar: un rock de instrumentos sucios, el pensamiento en el garage, dispuestas al baile y el ritmo acelerado que tarda en olvidarse.  Han pasado con extraña urgencia y arrebato, de esos que no se planean. Sucede cuando se tiene un poco de suerte y una gran capacidad para sorprender.

Aunque han logrado que en pocos meses todos piensen en ellas, fueron bien conocidas en el underground local. Tocaban en grupos de hardcore y rockabilly hasta que siguieron la línea actual que les ha concedido tanto como para grabar maquetas y planear más discos con sellos independientes.

Estas mujeres son en verdad cuatro sujetos, cuatro músicos de Barcelona que se conocieron en la universidad. Es que tampoco hay mujeres perfectas.

myspace.com/mujeresdebarcelona

¿Quién es  Ángel Sánchez Borges? ¿De qué va su Antiguo Autómata Mexicano? ¿Música de un lugar de nadie y de todos, de esto y de lo otro, de lo inmediato y de lo eterno? ¿Minimalismo / electrónica / experimental? ¿Cómo se conectan Microhate, Kraut Slut y Chez Nobody, sus placas discográficas? ¿De qué manera influye el oscuro ambiente de las ciudades neoyorquinas en las composiciones de este nativo de Monterrey? ¿Cómo pueden  un personaje de un filme de 1950 dirigido por Luis Buñuel o un inexistente club juvenil de una película ochentera inspirar su música producida (robóticamente) por máquinas? ¿Cómo logra comprimir capas con patrones de ritmo y ruido abrasivo hasta convertirlo en hermosas piezas de complejos ambientes abstractos? ¿Su música se asemeja más a una pasiva persecución futurista, o como sus influencias indican, a alguna reminiscencia perdida del pasado? ¿A qué suena su acto en vivo cuando se coloca detrás de su ordenador y se hace acompañar de Carlos Icaza (The Fancy Free) en la batería? ¿Por qué ha obtenido reconocimiento en otros países mientras que en su natal México sólo unos cuantos conocen de su existencia?

¿Por qué Antiguo Autómata Mexicano no es una interrogante sino una seductora propuesta de belleza apocalíptica emergida de el cansado ambiente sonoro que inunda los altavoces de esta «modernista» generación?

myspace.com/ammmusic

Los últimos días han visto a la escena musical alternativa voltear su atención hacia la música bailable,  la que requiere programaciones y loops, la que prefiere los sonidos sónicos,  la que hace a un lado los instrumentos convencionales y adquiere una atmósfera un tanto robótica. Algunas de las bandas más representativas de esta década han evolucionado hasta convertir su sonido ácido en un pop de fácil escucha. Un par de individuos detrás de una guitarra y una batería, nos hacen agradecer que aún hay algunos que creen en el poder generado por el estruendo de las cuerdas, los tambores y los platillos.

Los días estudiantiles siempre son el mejor pretexto para conjuntar el talento artístico. Esta vez, un científico y un antropólogo se han visto inspirados en los blancos paisajes de la fría ciudad de Vancouver y han decidido orientar su ira post-adolescente hacia algo más que quejas y reclamos juveniles. Con claras influencias del rock californiano,  Brian King y David Prowse dejan claro que no se necesita más que un par de individuos para crear una banda de rock capaz de de generar una gran ola de ruido e intensidad proyectada en unos cuantos acordes.

Su música no se asemeja nada a la creada por máquinas del lejano oriente como su nombre anuncia. De carácter rústico, lo que este dueto ha creado llama la atención por su simpleza. Acordes tocados velozmente sin mostrar gran virtuosidad, golpeteo frecuente de platillos y tambores a un ritmo un tanto torpe y letras demasiado sencillas son el sello distintivo de Japandroids.

¿Por qué  llama entonces la atención la música de una banda que al parecer cuenta con un talento poco desarrollado? Precisamente por eso. Cuando las bandas crean cada vez un sonido más complejo con arreglos sofisticados,  una gran cantidad de instrumentos, demasiadas capas y paisajes en canciones de apenas tres minutos,  el oído se satura. Es entonces necesario volver a lo primitivo, a lo básico.

Formados en el 2006, con un par de EPs editados por ellos mismos y  su primer disco de larga duración, Post-Nothing,  editado por una disquera independiente este año, los Japandroids dan una lección a aquellos que en la búsqueda de un sonido ostentoso se quedan a la mitad del camino. Toques de garage y punk para una época futurista/galáctica, lindo contraste.

We used to dream, now we worry about dying…

myspace.com/japandroids

La traslación terrestre anunció al otoño en muchos puntos del planeta. La llegada del invierno es inminente. En otros lugares, el verano está negado a retirarse. Recuerdos y memorias persistentes, en épocas de hojas caídas o sol abrazador, combinados con melodías evocativas de toda clase de sucesos; rechazan también alejarse.

Dayve Hawk es el solitario creador de interesantes piezas musicales. Las ha compuesto, mezclado y producido para luego vaciarlas en un sencillo blog en la red. Otro más de los que se agregan a los muchos más.

“Memory Cassette” y “Weird Tapes” fueron las primeras firmas que signaron líneas vertidas en canciones para la pista y las luces del baile. Había otras para (sólo) mirar por la ventana. Ahora con su alias “Memory Tapes” y la intencionada mezcla de lo que ha hecho antes, construye tracks que lo tienen todo en uno.

“Seek Magic” (2009), primer LP de Memory Tapes, saltó del anonimato del blog para abrigarse con una discográfica (Something In Construction) y obligar a los críticos a construir etiquetas para este compacto y otros parecidos. ¿Glo-fi, chill-wave, dreambeat, hypnagogic pop (pop refractado en el recuerdo de un recuerdo)?

No sabemos, aunque no hay dudas de que es esto es un lo-fi de remembranzas y un poco de synth pop de baja fidelidad. Memory Tapes sabe lo que pasará con el primer acorde de guitarra, con el siguiente beat y los coros finales: esta es la añoranza vertida en el registro emulador de una cinta magnética.

Melodías para la contemplación, sonidos de sueños desintegrados. Canciones para bailar, ritmos de base electrónica. Nostalgia, un espectro de colores neón. De la imitación de guitarra lenta y reflexiva, hasta la vida y las frases para cantar. Todo hecho por un único talento oculto tras un blog que brincó a la fama en meses de otoño.

weirdtapes.blogspot.com

www.myspace.com/memorytapes